16 August 2006

responsabilidades

¿Si no tuvieramos responsabilidades seríamos felices?

Y aunque la pregunta-introducción puede parecer una parodia de Carrie Bradshaw no lo es, es solo que he estado pensando que el sentir responsabilidad hacia algo o alguien es lo mismo que tener miedo, solo que este miedo toma el disfraz de madurez... aunque muchas veces no tenga ni pizca de ello. Pero como muchas cosas las opiniones se dividen en dos partes, tal vez no muy proporcionadas.

La gente trata de ocultar que tomar riesgos y decisiones no tan acertadas les causa felicidad, y sobre todo sucede porque a los demás les parece eso, opciones erróneas que ni siquiera deberiamos detenernos a mirar, pero, ¿en realidad a nosotros nos parecen erróneas? Creo que no, sobre todo desde el momento en que se nos presentan como opciones. La mayoría de las ocasiones dejamos de hacer cosas que queremos porque nos frenan las opiniones que los demás puedan tener, cuando solo debe importarnos la opinión personal que surja de nuestros actos, y por supuesto, que nuestras decisiones no afecten a nadie más que a nosotros, en forma positiva o negativa.

Vivimos en una sociedad donde resulta más facil opinar y comentar sobre la vida ajena que sobre la vida propia, y esos solo demuestra que tenemos miedo a ser autocríticos. Y qué importa si me equivoco, solo es cuestión de reconocerlo y comenzar a reparar el daño, el miedo radica en si el error tiene compostura; cierto, muchas veces no lo tiene, pero eso solo forma parte de las consecuencias que traen consigo nuestros actos. No he dicho que este mundo cuente con fórmulas para solucionar todo, muchas veces es preferible tratar de reparar el daño a dejar intacto un momento.

Pero ahora disfruto de mi irresponsable responsabilidad, estoy haciendo lo que quiero, aunque muchas personas piensen que me he quedado en el limbo sin hacer nada, no saben los maravillosos descubrimientos que estoy haciendo en mi mismo, nunca me había tomado el tiempo suficiente para encontrar todas las cosas que traia guardadas, y saben, he encontrado muchas cosas buenas. Buenas noches. O mejor dicho, buenos días, una vez más recibiendo la madrugada.

4 comments:

Tamara blue said...

Muy profunda reflexión. Recuerdo que la vida era más sencilla cuando era niña, en gran medida porque hacía lo que quería. Era muy inquieta, traviesa. Quería comerme el mundo y vivía investigandolo todo. No tenía tantas responsabilidades ni mis actos afectaban a terceros.

betti said...

ooohhh si nada mejor que el tiempo para uno mismo, salu2 buen miércoles *u*

Nadia said...

ahy amigo lhuis lo ke pasa es ke antes si se miraban los links pero sabe ke onda!! hace rato ke ando batallando por eso pero voy a intentar como tu me dices!!! cuidate mucho un abrazo hasta alla nos estamos leyendo!!!

MariKato said...

A mí una locurita de vez en cuando me cae muy bien ja, ja, ja. Y a ti?? Y dejo la responsabilidad para cuando pase la resaca, para el fin del día siguiente ja, ja, ja.

Beijinhos muñequito, y no curres mucho!!!!